El Portal

Marca el lĂ­mite entre la externalidad del mundo y la interioridad del ser humano, buscando producir un cambio en el estado interno de todo aquel que entra a este lugar.